Intrahistoria de la acuicultura. La edad de la inocencia

7. La edad de la inocencia

En la Edad Media el pescado se asocia al ayuno preceptivo impuesto por el cristianismo en sus festividades litúrgicas, y aunque “la prohibición de consumir pescado como alimento forma parte de la penitencia que se castiga a Don Carnal después de que éste haya perdido su batalla contra Doña Cuaresma”, su consumo ya está muy establecido. Sin embargo, el hecho de comer pescado sigue estando asociado a la pobreza, aunque claro era un tipo bastante particular de producto y el fresco sólo podían permitírselo aquellos que disponían de recursos considerables.

Menuda sorpresa se llevaron los españoles al llegar a valle de México y ver una estructura chinampera en mitad de los lagos Xochimilco y Texcoco, pero sobre todo cuando les dijeron que esas estructuras ya se construían en el siglo X, puede que incluso antes en su época de esplendor en el siglo VII cuando se extendió por lo que es hoy México, gran parte de Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice.

https://thehistorycalaztecs.weebly.com/aztec-farming.html

La belleza de las chinampas debió deslumbrarlos, aunque el brillo que realmente los cegaba procedía de otro metal no comestible. Este método basado en balsas cubiertas formadas por un cerco de cañas, de ahí su nombre náhuatl, tenía un objetivo claro que no era otro que producir alimentos mediante una combinación de diversos sustratos y el uso de la hidráulica con fines agrícolas. De ahí a meter algunos peces, dejar que crezcan y pescarlos, un paso. No es que haya mucha información acerca de si el pescado tuvo o no un peso relevante en estos sistemas, pero sí que parece que era probable que se utilizasen subproductos vegetales para mejorar la producción pesquera.

Juan Eslava Galán en “La conquista de América contada para escépticos” describe que cuando Cortés llegó a Tenochtitlán se quedó anonadado con los sistemas de cultivos mexicas que eran capaces de obtener varias cosechas al año en pantanos flotantes y haciendo referencia a Moctezuma:

“(…) Tenía asimismo fuera de México casas en bosques de gran circuito y cercados de agua, dentro de los cuales había fuentes, ríos, albercas con peces (…)”.

Compostelana

La Historia Compostelana es una crónica del siglo XII en la que Diego Gelmírez, arzobispo de Santiago de Compostela, deja constancia que en la iglesia de Conxo se “ordenó que se hicieran viveros de peces, de manera que, cuando no fuera posible el abastecimiento de pescado, pudieran las monjas que vivieran en aquel lugar remediarse con su ayuda”. En estos estanques solía haber una compuerta que permitía el drenaje y el vaciado del estanque cada pocos años. De esta forma se evitaba que los peces se escapasen e incluso clasificar periódicamente.

Giovanetti 1

Mateo Giovannetti (hacia 1300) es el “papa pictor”. Llegó a Aviñón sobre 1343, unos años más tarde le otorgan el título de pintor del Papa y se encarga de los principales proyectos de decoración del palacio. Su gusto por el naturalismo y su calidad como retratista le lleva a ilustrar todo tipo de escenas. Destaca el detalle con el que está pintada una piscina en la que varias personas están pescando. Este equipamiento era indispensable porque facilitaba el alimento en los días de abstinencia.

En los Monasterios Cristianos de Europa Central, se encuentran documentos del siglo XV que describen el uso de las fuentes de agua de los castillos y monasterios como una forma de mantener los peces e incluso algunos intentos de fecundar huevos de trucha de forma artificial (Fray Lubino).

Ruralia

Petrus de Crescentiis, o Pietro Crescenzi, fue un jurista boloñés, pero más conocido por su manual sobre agricultura, la Ruralia Commoda. Escrito originalmente entre 1304 y 1304-9, se imprimió por primera vez en Augsburgo en 1471 y posteriormente se re-imprimió periódicamente. El texto se basó indirectamente en De re rustica, de Columela (4-c.70).

En las escenas de la vida cotidiana que se pueden ver ilustradas en “Ruralia Commoda”se observa a un niño pescando en un estanque perfectamente delimitado. Los niños participaban en las actividades cotidianas para procurar el sustento cotidiano, aunque en este caso en unas condiciones controladas y apacibles.

En siglo XV se encuentran alusiones al consumo de pescado cultivado por parte de la clase alta, en el Cancionero de Baena,. Diferencia claramente entre el pescado seco “çeçial” que no alcanza ni para comer, de “las truchas de su canal”, y de lo que está hablando, al parecer, es de truchas frescas criadas en piscifactorías, una comida deliciosa y sabrosa de las clases sociales altas.

2 comentarios en “Intrahistoria de la acuicultura. La edad de la inocencia

  1. Visité la casa del tal Gelmìrez, anexa a la catedral de Santiago, y tiene un sistema para calentarla muy ingenioso. Un personaje. No todos miran lo divino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *