Acuitopía

Era septiembre del 2012 cuando empecé a escribir de forma, más o menos, continuada y metódica acerca de acuicultura. Acababa de regresar de un viaje a Chile en el que asistí, un poco a ciegas, al 2º Foro Nacional de Biotecnología e Innovación, celebrado en la Región de Curauma-Valparaíso. Me pidieron hacer una reseña y pensé que sería una buena idea tener algún sitio donde ordenar estas cosas. Empezó Spotligthonacquaculture y la primera entrada fue «La acuicultura como motor de innovación». Toda una premonición, creo.

01_avi%C3%B3n1.jpg
Ilustración: Susón Aguilera

Los principios no son fáciles y me costó arrancar. Tanto que no fue hasta enero del 2014, dos años después, cuando la acuicultura en estado puro, desinhibida, irónica y creativa, salió del cajón en la que dormía apaciblemente y se fue transformando en Historias Acuícolas. Nos presentamos con «La infancia de la almeja». Toda una premonición, creo.

img085.jpg

El Covid y un verano algo más largo de lo habitual me han hecho recapacitar y pensar que tal vez era un buen momento para ordenar y unificar, estas y otras historias y que ya puestos, por qué no. Así que del revuelto ha nacido Acuitopía, una visión distópica consecuencia de la alienación humana y del presente que nos toca vivir. Toda una premonición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.