Intrahistoria de la acuicultura. China: el vivero de la acuicultura actual.

Image

5. China: el vivero de la acuicultura actual.

Que la acuicultura como tal surgiera al mismo tiempo en diversas zonas del planeta no es una suposición disparatada ya que en el mismo texto en el que se cita a Iversen, se puede leer que hay documentos históricos que muestran que en China se practicaba este tipo de cultivos desde, al menos, unos 1.100 a.C.  donde la carpa (Cyprinus carpio) inicia su periodo de esplendor como especie elegida en zonas de agua continental y en sistemas que podrían considerarse como análogos a los estanques en tierra.

En esa misma época, en el antiguo Egipto se han encontrado evidencias del cultivo de la tilapia, aunque las referencias son difusas y en cierta manera parecen indirectas, y es evidente que cría de peces también era practicada por los antiguos romanos de la época imperial, donde, por ejemplo, el cultivo de la ostra (100 a.C.) llegó a ser de importancia capital, pero ya llegaremos, que como se sabe todos los caminos llevan a Roma.

Lo que sí que resultó exitosa, fue la mezcla china, tanto que este modelo “carpa-agua continental-estanque tierra”, prevalecerá durante milenios gracias a un personaje singular, casi icónico para la acuicultura tal y como la conocemos en la actualidad.


No hay documento que hable de acuicultura y su historia que no nombre al tan reputado general y político transformado en acuicultor de la China antigua, Fan Li[1], quien en el año 475 a.C. escribió el primer tratado donde se explicaba el cuidado, crianza y producción de animales acuáticos al que tituló “La piscicultura clásica”, con una cierta especialización en la carpicultura, o sea el cultivo de la carpa.

Image 1

La pasión por estos asuntos le vino a Fan Li cuando fue “obligado a retirarse” de su cargo ministerial y se fue a vivir a un barco de pesca, aunque al parecer también regentaba un negocio de medicina tradicional china, que es de lo que realmente le proporcionaba suficientes recursos económicos, tantos que le hizo escribir otro libro sobre el arte de la gestión de los negocios. Consiguió acercarse bastante a la concepción del milagro de los panes y los peces, aunque como negocio no parece ser que diera con las teclas adecuadas para hacer que varios milenios después su éxito fuera exportable al resto del mundo, y eso que Fan Li dejó bien definido cómo debía realizarse la cría en cautividad. En su tratado se describe cómo debían construirse los estanques, incluido el arte de saber usar las depresiones naturales, y su mantenimiento para que fuesen lo más eficientes posible. Hay un apartado especial en el que se explica la selección de los reproductores y la forma de obtener las mejores crías, clave del futuro cultivo.

Aunque lo que más destaca es que lo que Fan Li defendía era un modelo de IMTA ya que coexistía con zonas en las que producían moreras para alimentar a los gusanos con los que hacer seda y a las cabras. Los restos de los gusanos eran el alimento preferido por las carpas. Las cagarrutas de las cabras servían de abono para los estanques y las aguas que regaban a las moreras. Divino.

Durante la dinastía Han Oriental (25 a 250 d.C.) queda bien documentada la producción combinada de arroz y de pescados, concretamente carpas. Durante esta dinastía China se convirtió oficialmente en un Estado confuciano y prosperó en el ámbito interno. La agricultura, la artesanía y el comercio florecieron, la población superó los 50 millones, y se perfeccionó la burocracia estatal. Gestionar a un número tan elevado de habitantes requería de un nuevo sistema mucho más dinámico y las necesidades se incrementaron tanto que no se entendía un cultivo agrícola que no fuera combinado con carpas. También se ha citado el inicio de la práctica del cultivo del ostión, pero no he encontrado las referencias.

En la dinastía Tang (618-917 d.C.), se amplió el rango de las especies cultivadas a partir de la carpa común (C. carpio), incluyendo la carpa plateada (Hypophtalmichthys molitrix), la carpa cabezona (Aristichthys nobilis), la carpa herbívora (Ctenopharyngodon idellus), la carpa negra (Mylopharyngodon piceus) y la carpa bentónica (Cyrrhina molitorella). Exceptuando a la C. Molitorella, la cual fue encontrada en el río Guangdong, alevines y huevos fecundados de todas estas especies fueron recolectadas del río Yangtze. La carpa, como vemos, parece hegemónica.

Este río fue el eje más importante durante la dinastía Tang siendo la zona en la que más asentamientos se produjeron, el río era fuente de vida, así que no es de extrañar que del río procediera todo lo que se necesitaba, como los alevines y huevos que serían engordados en zonas próximas e incluso dentro de los arrozales e incluso en estanques construidos a ese propósito, práctica que parece empieza a consolidarse. Tanto que incluso podemos decir que aparecen las primeras “empresas auxiliares” ya que existe una cierta especialización en grupos de personas que se dedican a tejer cubículos elaborados por bambú para poder transportar a los peces de un punto a otro, y en la elaboración de telas y mallas que se usarían a modo de jaula.

Aunque habrá que esperar hasta el periodo de la Song (960-1279 d.C.), para tener información de granjeros que vivían a lo largo de los dos grandes ríos, el Yangtze y el Guangdong, y que fueron capaces de recolectar y transportar exitosamente alevines silvestres hasta granjas bastante lejanas, iniciando así un periodo de expansión y consolidando el modelo que algunos autores definen como de intensificación y extensificación.

El objetivo principal de la intensificación es la capacidad de poder sustituir determinados recursos naturales temporales por zonas en las que es posible usar esos recursos con una mayor frecuencia e incrementar la producción, mientras que la extensificación supone incrementar la escala de producción, pero controlando el proceso, ambas pueden coexistir y es lo que ocurrió en China y en su posterior expansión a Japón y todo el sudoeste asiático, hasta casi el año 1000 d.C.

[1] Fan Li

2 comentarios en “Intrahistoria de la acuicultura. China: el vivero de la acuicultura actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *