¿Ha llegado el momento de las algas?

Leemos en FIS que en un sondeo recientemente realizado y con un
número considerable de respuestas de industrias relacionadas con la producción
de algas o sus derivados y que incluye a la industria auxiliar que en apenas
cinco años ha pasado de ser una industria con un conjunto disperso de investigadores
y laboratorios a una red integrada que crea riqueza y puestos de trabajo.


Tal vez lo más destacable es que las empresas, pequeñas, medianas y grandes
que están apostando por esta industria ya no sólo lo hacen pensando en ellas
como potencial fuente de biocombustible, aunque es cierto que esta faceta sigue
teniendo un interés que incluso a los expertos sorprende. Se siguen montando
grandes consorcios y proyectos para la optimización de su producción, basta
echar un vistazo a Google y darse cuenta.


Sin embargo, decía, el segmento que parece tener una mayor proyección es
aquel que conjuga varias de las capacidades derivadas de la producción de las
algas, así a la parte energética, se suma la alimentaria (tanto animal como
humana), la farmacológica, contribución l incremento de las producciones
vegetales como fertilizantes e incluso wellness… parece que no hay límite para
lo que con las algas puede hacerse.


Emerge una industria auxiliar que proporciona los servicios de diseño y
fabricación de instalaciones, estudios biológicos y fisiológicos, selección de
cepas, análisis de los principios bioactivos derivados, procesamiento y
comercialización, asesores, expertos…


Tal vez ya ha llegado su momento. Ahora hay que hacer que sea el nuestro,
será por materia prima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *