África: La nueva frontera

Nigel Gwynne-Evans, experto internacional en el desarrollo de
clústeres y sudafricano, nos dice que en África cabe medio mundo y que el crecimiento
previsto para el continente en el 2020 será el mayor de todo el mundo. Esto no
puede improvisarse, hay que empezar a preparar al continente para soportar su
propio crecimiento que ahora es un 6% de interanual. Son muchas las
limitaciones para este crecimiento existen y sobre todo para poderlo soportar
adecuadamente. Sudáfrica, hoy la quinta economía BRICS (la S final va por
ellos) no va a ser capaz de conseguir proporcionar todo este potencial aunque
cuente con el apoyo de Nigeria, que está a punto de superarlos en generación de
crecimiento económico. Eso sí, si los chinos lo permiten.


El gas y el petróleo mandan y condicionan a todo el continente. La codicia
es infinita. Mientras el sector agroalimentario es de los más subdesarrollados
a nivel mundial, aquí es donde surge la gran oportunidad. Sin embargo esta
oportunidad debe entenderse en todo su contexto, hay que conocer qué
iniciativas existen, dónde están las limitaciones y cuáles son los problemas específicos
de cada país. El margen de error es grande, tanto como para equivocarse
enormemente.


Su programa de impulso de políticas Clúster en Western Cape (una región con
4M de personas) es un ejemplo de perseverancia, 15 años los avalan y siguen
apostando por el largo recorrido. Nigel se pregunta, nos pregunta, si desarrollar
Clústers es una ciencia o un arte. Viéndolo con su perspectiva si se han
generado más de 30 iniciativas clúster en la región de WC, esto no parece que
pueda ser sólo por arte, evidentemente es ciencia aunque tampoco debe despreciarse
el puntito que aporta el arte en el proceso.


Nos dice que se requieren mecanismos que faciliten el crecimiento sectorial,
que soporten el desarrollo económico en lo que define como “New Regionalism”,
así es como el proceso de Clusterización ha sido capaz de proveer y facilitar
que las diferentes plataformas, que en su país son muchas, confluyan y mediante
un proceso analítico y metodológico hacer factible:


·      
Tener
elevados niveles de confianza que hacen posible la colaboración

·      
Incrementar
el nivel de responsabilidad de las empresas

·      
Dar
respuestas rápidas y atender las demandas/oportunidades del mercado

·      
Mejorar el funcionamiento
de medio, del ecosistema, en el que se nueve el sector

·      
Generar
crecimiento económico


El clúster debe ser capaz de incorporar a toda la cadena de valor, pero
añadiendo valor, un valor multifactorial que es difícil de conseguir de otra
manera. Incluso reinventándose en el proceso de consolidación, si es necesario,
y haciendo que los clústeres que sobreviven (12 en su caso de los 30 iniciales)
sean los que tienen sentido y de verdad responden a las necesidades del sector
que los impulsa. Uniéndose para conseguir los objetivos estratégicos para los
que se diseñaron à unos hacen de
propulsores y otros de generadores de empleo, así el efecto de esta unión
permite multiplicar por 2,5 la capacidad generadora de empleos directos, por
ejemplo.


En definitiva, nos dice, las iniciativas clúster son “el aceite que lubrica
el motor”, aunque su motor es algo diferente al nuestro, ya que asume que
también es posible capitalizar y canalizar proyectos que emerjan del propio
gobierno, esta es la gran diferencia con nuestro modelo. Es un reto bonito, lo
reconozco, sin embargo casi imposible en nuestra modelo y que tal vez
contribuya a pervertir la verdadera fortaleza de nuestros clústeres, donde la
voluntad del cambio nace en las ganas que tienen las empresas por hacer cosas
diferentes y así mejorar su competitividad.


Sin embargo, hay que destacar que nos presenta unos resultados fantásticos como
consecuencia de la aplicación de su política, 500 star-ups con un 90% de éxito,
impresiona, óvidamente por el grado de éxito, que no por la cantidad.


Finalmente no muestra como el gobierno va a dedicar 80M € de inversión en infraestructuras
de acuicultura para producir abalone, de nuevo el mercado chino manda. Empieza
a pivotar el mundo. Además en sus estrategias está desarrollar mega proyectos
en el desarrollo de zonas para acuicultura.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.