¿Cómo crece la industria a nivel mundial?

prod2013.jpg

En el último número de Global Aquaculture Advocate se presentan unos resultados
interesantes sobre la revisión del crecimiento que la industria ha tenido en
los últimos 5 años, indicando que, básicamente, se está produciendo un
incremento lento pero que está afectando a múltiples especies. Subyace bajo
este análisis la posibilidad real que tiene la acuicultura de doblar su
producción en la siguiente década. Para resolver esta incógnita, en la que hay
tanto seguidores positivistas como negacionistas, vale la pena echar un
vistazo, transformado, a los datos que presentan provenientes hasta el 2010 de
la base de datos del la FAO (Fishstat) y presentados en la GOAL el
pasado octubre.

























Cuando hacemos una análisis por tipo de especies,
teniendo en cuenta si son continentales o marinas y con la peculiaridad de las
especies diádromas, lo que llama la atención es un crecimiento sostenido en los
tres últimos años y unos porcentajes de distribución por tipo casi idénticos.
Las caídas de producción del panga en Vietnam y de la carpa en China durante el
2013, aunque tremendamente importante en términos relativos (-3.4%) han sido
compensadas con el incremento de las especies marinas (+4.5%), con una la
ligera recuperación del Mediterráneo. Lo que sucede es que es tan importante la
producción asiática que el efecto real y absoluto que tiene sobre la producción
mundial hace que sus 996KTm de menor producción, aun y con la compensación
explicada siga siendo la de un crecimiento negativo del 3.0%.


Por lo tanto ante la pregunta de si realmente seremos
capaces de duplicar la producción en una década, cuando miramos los
crecimientos interanuales se observa lo siguiente,






Que parece muy poco probable que así sea a no ser que se
recupere la capacidad de crecimiento aportada por las especies continentales,
es decir Asia. En el 2014, parece ser que en el mejor de los escenarios se
recuperará a nivel del 2013, así que se empieza con recuperación de producción
que no con crecimiento real.


Obviamente faltan los bivalvos en este análisis, aunque
su capacidad neta de contribución en los próximos años, aunque significativa,
aparentemente no va a ser capaz de compensar.


Ante esta situación son varias las reflexiones, a) ¿Se ha
agotado el modelo actual de producción acuícola a nivel mundial?, b) ¿Surgirá
alguna nueva especie que realmente sea capaz de contribuir netamente al
crecimiento?, c) ¿Qué sucedería si Asia cambiase su modelo y parece que va a
ser así?  d) ¿Hacia dónde debemos ir? y
e) ¿cumple el modelo actual de incentivación de la investigación, innovación
por medio, con estos retos?


En la década anterior la acuicultura consiguió doblar la producción,
pero parece que empiezan a existir dudas razonables para esta década.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *