Como si no hubiera un mañana

2020 nos ha enseñado que creer en cómo van a ser las cosas es, posiblemente, un exagerado ejercicio de soberbia, resultado de nuestra antropocéntrica visión y de los seguros que estamos del poder que no ostentamos, sino que ejercemos como si no hubiera un mañana ¡y vaya que si lo hay!

Virus with RNA molecule inside. Viral genetics concept. 3D rendered illustration.El ARN de un virus, algo que todavía hoy nos cuesta cualificar como un ser vivo, nos ha dejado un mensaje claro y rotundo: «¿Qué es eso de que sois los únicos capaces de acabar con vosotros mismos?»

Desde un punto de vista científico, resultado exclusivamente del conocimiento generado en muchos años de investigación, podemos decir que la irrupción de este virus es una casualidad, como muchas otras que suceden en la naturaleza. Siento estropear la fiesta a quienes disfrutan con la estupidez proveniente de mentes médicamente alteradas.

El único objetivo que tiene el virus, que tan íntimamente se nos ha asociado, es el de reproducirse y para ello usa la compleja simplicidad de nuestras células. Pareciera que han sido diseñadas para que el virus cumpla su función a la perfección o, tal vez, sería mejor decir que es a la inversa.

Creo que el virus piensa (es un decir) que a esos organismos (por nosotros) que disponen de un caudal interminable (no del todo correcto) de células, les debe importar bien poco (se equivoca) que él use algunas para su propio beneficio (vaya si lo hace), ya que esos organismos (por nosotros) usan todo lo que consideran y sin miramiento alguno (ahí tienen razón).

En el fondo, muy en el fondo, tanto que no compartimos linaje, se parecen mucho a los humanos. Es cierto que carece de un cerebro que le permita tomar decisiones, simplemente lo hace porque está en su código genético. Lo que nos lleva a una reflexión y es el hecho de que cómo es posible que sin estar en nuestro código genético y disponiendo, como así parece, de un cerebro, operamos de la misma forma con respecto a otro organismo mayor que nos da cobijo, la naturaleza.

El posible que una vez pasada la pandemia lleguemos a la conclusión que era evitable, que todo lo que pasó, pasó porque está en nuestra naturaleza y aquí dejo que se interprete el sentido de la frase según convenga.

2 comentarios en “Como si no hubiera un mañana

  1. Muy bueno!
    Así que le puede tanto el querer más y más que aniquila a su pobre e innocente huésped perjudicándose en último termino a si mismo. A mi también me resulta extraño…y familiar.

Responder a Khan Grenna Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *